Cierre de la ESE Regional Bolívar frenaría la corrupción

{image}http://imagen.eldia.co/cache/anthoc/personajes/hector-alvis_595.jpg{/image}El gobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín, decidió liquidar la ESE regional del departamento. Héctor Alvis, Presidente de Anthoc y originario de Bolívar, es directo “si le va a poner coto a la corrupción, bienvenido sea”.

Alvis, quien conoce de primera mano las circunstancias, explicó la problemática alrededor de este centro médico oficial. La ESE Hospital Regional de Bolívar nació en 2004 a raíz de los malos manejos de los recursos de la salud en los municipios de Clemencia, Villanueva, San Cristóbal, El Guamo y Regidor. Nació por decisión del Ministerio de la Protección Social y la Gobernación. La ESE atiende a una población que supera las 43.000 personas, pero siempre ha enfrentado quejas por la poca oportunidad en la atención. En un inicio, Anthoc se opuso a la creación del hospital, debido a que con esos recursos debió fortalecerse la estructura del Hospital Universitario y, a través de este, prestar los servicios. Desde entonces, se preveía que sería un foco de corrupción en el departamento. Y así fue.

Actualmente, la Superintendencia de Salud dirige la Secretaría de Salud de Bolívar.  Llegó allí para controlar los recursos ante el boquete enorme de dineros que se llevaba la corrupción, pero está haciendo lo directamente opuesto.

Hace seis meses, Anthoc le planteó el caos que “sabíamos se venía desarrollando al interior de la ESE, con inconsistencias e irregularidades. Despidieron a más de un centenar de trabajadores, cuando la orientación que se había dado con las mesas interseccionales es que las personas que venían tercerizadas permanecieran allí. Y arbitrariamente el superintendente encargado de la Secretaría de Salud dio la orden de sacarlos”, señaló Alvis.

A la fecha, la ESE regional de Bolívar permanece paralizada porque no les pagan ni a los trabajadores, ni a quienes proveen los suministros, ni a los proveedores. Así que el cierre puede ser la mejor opción, en vista de, como dice Alvis, “el que debía estar cuestionado es el que está investigando a la Secretaría de Salud”.